Mardonio Carballo

A la poética en lengua indígena no se le otorga contemporaneidad: Mardonio Carballo

“En ese proceso tan ensimismado de la reflexión poética para invocar a la brevedad, hay que estar como muy pendiente de muchas cosas. Te conviertes en un jugador matemático, para que el remate tenga que caer donde tiene que caer. En mí la profundidad se dio de analizar y analizar la lengua”, expresa a propósito de La canción de las flores.

Ciudad de México, 6 de junio (MaremotoM).- Mardonio Carballo es poeta. Escribe sus versos en lengua indígena, el nahuátl. Probablemente sea junto con Natalia Toledo el mayor representante de una poesía, de una literatura, que está ganando cada vez más espacio.

Él dice: quiero decir lo que siento actualmente, no ceñirme a la tradición o a la nostalgia para expresarme.

Su reciente libro está titulado en náhuatl Ni xochitl ni kuikatl. La canción de las flores se llama en español esta obra literaria, que cuenta con el prólogo del escritor, periodista, traductor y crítico Alberto Manguel, con ilustraciones de Fernando Laposse -quien trabaja con fibras naturales- y está conformado por 49 poemas impresos en papel hecho con hojas de maíz y vid, además de una tipografía creada especialmente para su publicación.

Este libro de poemas se presentó previamente en la Casa de la América Latina en París, Francia y en el Consulado General de México en Nueva York, Estados Unidos. Posteriormente se dará a conocer en la Feria del Libro de Madrid, España, el 16 de junio del presente año. Esta publicación surgió a raíz de la invitación de la editorial francesa JBE Books, en colaboración con la compañía Perrier-Jouët.

Mardonio Carballo
El domingo en Jazzatlán. Foto: Cortesía

Mardonio Carballo (Chicontepec, Veracruz, 1974) es autor de varios libros, entre los que destacan Xolo (2012), Las plumas de la serpiente (2013) y Las horas perdidas (2014).

Condecorado con la Medalla al Mérito de la Universidad Veracruzana en 2018, ha participado con artistas de estilos y géneros variopintos. Como actor de cine ha sido dirigido por Salvador Aguirre (La escondida, 2006), Jorge Fons (El atentado, 2010), Guita Schyfter (Huérfanos, 2012 y El águila y el gusano, 2023) y Ernesto Contreras (Sueño en otro idioma, 2015). También ha trabajado con distintas personalidades de la música de México y el mundo, destacando entre ellas sus participaciones con Alejandro Sanz, Lila Downs, Eugenia León, Alonso Arreola, Denise Gutiérrez, San Pascualito Rey, Juan Pablo Villa y Todd Clouser.

ENTREVISTA A MARDONIO CARBALLO (Escucha)

“El libro está editado en Francia, con los auspicios de una marcha de champán. Hay preocupaciones con respecto al cambio climático y participa el artista Fernando Lapousse con una pieza. El proyecto fue creciendo y dijeron que hiciera un libro. Me buscaron a mí y lo que propuse era hacer un nuevo libro. La poética en lengua indígena no se le otorga contemporaneidad. Como si el género no hubiera estado reflexionando sobre nuestro tiempo. Este libro lo que hace es tomar las reflexiones que Lapousse había hecho con la pieza. Nos nutrimos, se mandó a hacer la tipografía, la hoja de papel son hojas de parra y de maíz, un poco también para dialogar con los viñedos franceses. Me di a la tarea de crear 49 poemas, al estilo del haiku”, explica Mardonio.

Te puede interesar:  La presencia de Chile muy fuerte en el Festival Internacional de Cine Guadalajara

“Ha sido para mí algo muy hermoso, nos presentamos en París con lleno absoluto, luego hicimos Nueva York, donde fueron compañeros mexicanos, lo acabamos de presentar en Bellas Artes, con Natalia Toledo”, agrega.

“En ese proceso tan ensimismado de la reflexión poética para invocar a la brevedad, hay que estar como muy pendiente de muchas cosas. Te conviertes en un jugador matemático, para que el remate tenga que caer donde tiene que caer. En mí la profundidad se dio de analizar y analizar la lengua”, expresa a propósito de La canción de las flores.

Mardonio Carballo
En mí la profundidad se dio de analizar y analizar la lengua, dice Mardonio. Foto: Cortesía

A propósito del disco que está en Spotify, se trata de Las horas perdidas. “Lo hicimos hace 10 años con Chema Y Alonso Arreola. No lo habíamos subido a las plataformas digitales. Es algo colectivo y estamos volviendo a ensayar ese proyecto, Alonso y el guitarrista Manuel Pina, que es muy talentoso. Estamos trabajando con elementos electroacústicos. Son letras muy terribles, de un momento tremendo y somos artistas gozosos. Cualquier amor o cualquier dolor es materia prima para lo que viene. Esta revisitación de ese disco, nos hace profundizar en las letras, en los ritmos, en la armonía”, afirma.

“Alonso es un ser humano y un artista muy generoso. La disciplina del ensayo era un ritual en el teatro, para generar un producto, pero lo que importa es el proceso. Trabajamos cada domingo, somos tres nerds que laboran para hacer matemáticas. Hicimos un video de cinco piezas que vamos a dar a conocer prontamente. No he conocido a un artista que se entregue tanto al proceso. Con Alonso, es otra de las virtudes que tengo con otro amigo, Damián Flores, cuando decretamos algo, al otro día existe”, exprese.

Alonso Arreola, Mardonio Carballo y Manuel Pina se presentarán este domingo en Jazzatlán, a las 18 horas.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*