Narradoras centennial

Cuatro escritoras Centennial de México

Allá en el siglo pasado existió un mundo sin internet, donde la gente hablaba por teléfono conectada a un cable y no sabía dónde estaban los demás hasta que llegaban a su destino.  Donde lo que se comía, no se compartía más que con la persona que estaba sentada a nuestro lado y nadie se enteraba si viajábamos, a menos que se lo dijéramos en vivo y en directo.

Ciudad de México, 8 de enero (MaremotoM).- Podría llamarse el Mundo Antiguo y murió, al menos una buena parte de él, con la popularización de internet. Su uso modificó no sólo las costumbres individuales y los usos culturales, la forma en que nos vemos y nos comunicamos, sino también las formas de producir literatura.

Las personas que llegaron después de ese fenómeno cultural, fueron nombradas Generación Z o también centennial. Nacidas entre los 90 y los 2000, los escritores y escritas centennial exhiben su identidad a través una literatura propia, y referentes culturales que muestran la realidad de las nuevas generaciones.

Narradoras centennial (ediciones eon)
Narradoras centennial (ediciones eon)

Elizabeth Viveros Marín, Doctora en Letras por la Universidad de Guadalajara, es autora de Narradoras centennial (ediciones eon),  un estudio sobre esta generación de escritoras, de las cuales escogió cuatro representantes para estudiar qué temas tratan y cómo lo hacen, cómo se diferencian de sus antecesoras y cómo explican, performan  y utilizan entre otros temas, el género.

Aniela Rodríguez
Aniela Rodríguez

1

Aniela Rodríguez (Chihuahua, 1992)

Tiene estudios en Letras Españolas, mención Cum Laude por la Universidad Autónoma de Chihuahua.  Su libro El confeccionador de deseos (2015) mereció el Premio Chihuahua de Literatura. Se trata de once cuentos que narran historias delirantes, angustiosas, llenas de pasiones y misterios. En todas se entremezcla un mundo real llevado al extremo de lo onírico.

De los once cuentos, señala Viveros, seis personajes protagónicos son mujeres y en cinco de ellos sufren violencia machista. Este rasgo aparece apenas mencionado en reseñas, revela un mundo hostil y cruel que se sigue apropiando del cuerpo de las mujeres, ya sea para hacerles pagar el mal o para castigarlas por insubordinarse al sistema.

En particular el cuento que da nombre al libro, habla de El amor romántico como una experiencia fuertemente generalizada donde se espera que las mujeres sean pasivas y renuncien a sus deseos, se entreguen al otro y se sacrifiquen, marca a la protagonista que no logra percibir las señales de peligro en el hombre de quien se queda prendada.

Amaranta Monterrubio
Amaranta Monterrubio

2

Amaranta Monterrubio (CDMX, 1992)

Cineasta y escritora. Es licenciada en cinematografía por el Instituto Ruso Mexicano de Cine y Actuación y cursó el diplomado de Formación Literaria de la Escuela Mexicana de Escritores.

Ha sido guionista y editora de video para medios digitales feministas y de atención a víctimas de violencia. Ha publicado reseña, cuento y ensayo en medios digitales e impresos de distintos Estados de la República.

Es autora del libro de cuentos Llegará el silencio. A través de los ocho relatos que lo integran, titulados con nombres propios, abre paso al amor sin dejar de lado los procesos dolorosos que se entretejen en sueños o que aluden a situaciones límites por las que atraviesan los personajes femeninos. Viveros explica que todos los eventos que atraviesan los personajes de los cuentos de Monterrubio, son atravesados, en mayor o menos medida, por la exploración del cuerpo propio o ajeno, dando cuenta de la complejidad de la sexualidad femenina y de las situaciones que subordinan los cuerpos de las mujeres, a situaciones que pueden llegar a la violencia.

Te puede interesar:  ¿Cómo los Juegos Olímpicos de París 2024 transformarán la publicidad en CTV?
Yesenia Cabrera
Yesenia Cabrera

3

Yesenia Cabrera (Tlaxcala, 1996)

Es Licenciada en Lengua y literatura Hispanoamericana. Ha sido Becaria del programa Interfaz del ISSSTE en su promoción 2018 y del programa Jóvenes Creadores en la especialidad de Cuento, del FONca. Obtuvo el Premio Estatal de Cuento Beatriz Espejo en 2018 por su libro Los pequeños macabros (Paraíso perdido, 2020)

Su libro consta de 29 cuentos.  En 22 aparecen mujeres, en 15 son protagonistas o coprotagonistas, y 7 son personajes secundarios o mencionadas. El análisis sobre los cuentos que tienen mujeres protagonistas, expone los temas principales como: de historias macabras de circo, de connotación altamente sexual, de problemas mentales o alteraciones psíquicas, de actos de violencia extrema, de situaciones o seres enigmáticos.

En los relatos, existen elementos que hacen suponer a primera vista, la subordinación de lo femenino a lo masculino. Sin embargo también se percibe una transgresión a ese orden que permite vislumbrar un porvenir distinto para las mujeres protagonistas, que buscan su plenitud al margen de la función social de esposas o compañeras, según analiza Viveros.

María Fragoso
María Fragoso

4.

María Fragoso (Puebla, 1997) 

Es escritora, ilustradora, docente y promotora cultural mexicana. Licenciada en Literatura y Filosofía por la Universidad Iberoamericana uia de Puebla. Es docente y promotora de talleres de escritura creativa, cuento ilustrado y artes plásticas en instituciones públicas, privadas y proyectos de carácter social. Autora de una colección de cuentos y una novela corta. Es ilustradora de diversos textos para niños y jóvenes. Ha colaborado con ensayos académicos en diversas revistas como Opción, Acequias y Rúbricas.

Su novela corta Las nubes del suelo, narra la historia de un pueblo en el que habitan personajes enigmáticos, como la partera Pascala que ha traído al mundo a todos los niños y niñas del pueblo, sometiéndolos a un extraño ritual, Emilia, la que relevará a Pascala como partera y la niña Murueta que muere al nacer, y posteriormente revive, salvándose del rito de la Partera y también de su poder sobre la vida. Esta tríada de mujeres enigmáticas ejercen poder y dominio sobre los habitantes del pueblo. Lo femenino, señala Viveros, expulsa cualquier indicio de lo masculino y sin él es incapaz de renacer, condenándose a la extinción.

La historia conjuga elementos fantásticos y de terror, recrea un mundo lleno de zozobra e incertidumbre que le imprimen un sello particular con tintes oníricos.

 

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*