Marcello Mio

FESTIVAL DE CANNES | Marcello Mio, el padre en Chiara Mastroianni

En Marcello Mio, su séptima película con Chiara Mastroianni desde Les Chansons d’amour (2007), Christophe Honoré reúne a su entorno más cercano para rendir homenaje a la actriz, con una comedia fantástica en la que ella se pone el traje de su padre.

Ciudad de México, 21 de mayo (MaremotoM).-En Marcello Mio, su séptima película con Chiara Mastroianni desde Les Chansons d’amour (2007), Christophe Honoré reúne a su entorno más cercano para rendir homenaje a la actriz, con una comedia fantástica en la que ella se pone el traje de su padre.

–¿Cómo surgió la dirección de Marcello Mio?

–A través del vínculo que he construido con Chiara Mastroianni durante varios años. De una película a otra, Chiara y yo nos convertimos en aliados. A pesar de los años, siempre queremos trabajar juntos y sorprendernos. Si no hubiera rodado tantas películas con ella, nunca me habría atrevido a proponerle esta loca idea de interpretar el papel de una actriz que decide convertirse en su padre, Marcello Mastroianni, vistiéndose y viviendo como él. Y hacerlo de la forma más espontánea del mundo.

–¿Qué querías descubrir?

–La película intenta examinar lo que significa para una actriz como Chiara existir y no prohibirse existir, junto a las personalidades legendarias de sus padres.

–También rinde homenaje a los actores…

–Sí, particularmente en la relación entre identidades y en la pérdida de identidad en la que pueden verse sumidos cuando se les pide que interpreten personajes imaginarios. Quería explorar cómo se encuentran nuevamente al final de una sesión. Hacer Marcello Mio también me permitió trabajar en torno a la memoria y el cine, con esta pregunta: ¿cómo nuestros recuerdos de las películas moldean nuestras vidas?

Marcello Mio
Hacer Marcello Mio también me permitió trabajar en torno a la memoria y el cine. Foto: Cortesía

–¿De qué manera las películas han influido en la tuya?

–Siento que mi vida está muy influenciada por las películas que he visto. Mis ideas sobre el amor, la amistad, el hombre ideal y la mujer ideal se construyeron a partir de visiones cinematográficas.

Te puede interesar:  Relámpagos de la memoria, del artista Guillermo Arreola, en el Museo de Arte Moderno

–Para este largometraje usted pidió a Catherine Deneuve, Melvil Poupaud e incluso a Benjamin Biolay que se interpretaran a sí mismos…

–Esto le da a la película su base en la vida real. Dicho esto, es en gran medida una obra de ficción sin ningún compromiso con la autenticidad. La forma en que Catherine reacciona ante lo que hace Chiara no es una versión de copiar y pegar de sus reacciones en la vida real. La película es puramente una fantasía que tiene como punto de partida a una actriz que decide identificarse como otra e imponer su sueño a todos.

–¿Qué consecuencias tuvo para el rodaje este montaje casi familiar?

–Durante el rodaje, tuve más bien la impresión de haber reunido a un grupo de actores muy unidos. Pero si hubiera ido a ver a Catherine Deneuve para decirle que ella no reaccionaría así en la vida real, ¡se habría reído en mi cara! Me obligó a deshacerme de todos los clichés y de toda la psicología del guión a la hora de dirigir a los actores. Tenía que asegurarme de que el set fuera un lugar de absoluta confianza, para que la cámara pudiera captar la ternura y la amistad que había entre ellos.

–¿Qué nos puedes contar sobre la dirección de la película?

–La relación con las actrices y la identidad o incluso con la edad y las relaciones entre padres e hijos, puede ser bastante cruel. Pero Marcello Mio mantuvo ese deseo de tener como disciplina el objetivo constante de la alegría de hacer cine y del lugar de unión que es ese. La película sigue el ritmo de la fantasía y la comedia sobre la vida de Chiara, dejando rienda suelta a una imaginación completamente desenfrenada por la realidad. Espero que la película sea tierna. Su objetivo es transmitir mi ternura hacia los actores y mi deseo de mostrarlos de esa manera.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*