Ilie Năstase

FESTIVAL DE CANNES | Nasty: Juego preparado y partido para Ilie Năstase

Con más de 100 títulos ATP registrados y su puesto como número 1 del mundo en 1973, Ilie Năstase es una leyenda por derecho propio. Nasty, de los directores rumanos Tudor Giurgiu (Love Sick, 2006), Cristian Pascariu y Tudor D. Popescu, pinta un retrato complejo de un tenista colorido con un pronunciado sentido del espectáculo. Un documental presentado como Proyección Especial.

Ciudad de México, 23 de mayo (MaremotoM).- Retratado alternativamente en la prensa como un “chico malo” magnífico, caprichoso o arrogante, lo que le valió el apodo de Nasty, Ilie Năstase apareció en las noticias mucho antes que MacEnroe, a quien todos conocen por sus arrebatos de ira. A través de Nasty, los tres directores analizan documentalmente los contornos de esta extravagante personalidad: un hombre que fue el mejor jugador de su generación.

Estaba en la cima de su carrera cuando ganó el US Open en 1972. Ese mismo año disputó la final de Wimbledon y luego la final de la Copa Davis contra Stan Smith. Un año después, ganó el Abierto de Francia y se convirtió en el número uno del mundo.

Te puede interesar:  Con la Filarmónica de las Artes, la magia del tango se vuelve espectacular
Ilie Năstase
Ilie Năstase hoy. Foto: Cortesía

Este notable showman, un jugador inusual y carismático, famoso por sus globos de alto vuelo y su increíble velocidad en la cancha, encanta a su público con cada aparición y hace de sus partidos una actuación en toda regla. Generoso, excéntrico y simpático, el rumano no es menos irascible, grosero y abusivo. Ilie Năstase es un personaje muy contradictorio.

Para dar forma a este retrato, los directores se basaron en los testimonios de su amiga, la legendaria gimnasta Nadia Comāneci y de los grandes del tenis cuyas carreras inspiró: si bien reconocen fácilmente su naturaleza impetuosa, Rafael Nadal, Boris Becker, Björn Borg, John McEnroe y Jimmy Connors no ocultan su respeto por este hombre irreverente, cuya leyenda cuenta que el código de conducta del tenis se creó después de él.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*