Carolina Olguín

Hay muchas indicaciones por todos lados, si no te sales un poco, no harás poesía: Carolina Olguín

“Creo que la inasibilidad del poema tiene que ver con la palabra, que es volátil, que todo está en el aire. De algún modo, lo que surge en nuestra experiencia está tan traicionado, pones sobre la mesa lo que quedó, pero hay cosas que no lograste”, agrega.

Ciudad de México, 20 de junio (MaremotoM).- Carolina Olguín presenta la segunda edición de Libro de la vigilia, a través de la UANL. A la caza de fantasmas, de mitos antiguos perdidos en la modernidad, el Libro de la vigilia mantiene su poética y la amplía en esta edición, que incluye además algunos poemas nuevos con lo que sostiene su tono original.

Son poemas escritos como ella misma dice “con un velo” y que demuestran la capacidad de Carolina para construir un mundo a partir del lenguaje.

ENTREVISTA A CAROLINA OLGUÍN (Escucha)

“No me refiero a ese lapso en que estamos dormidos y aparecen esas imágenes, me refiero a un estado que tiene que ver con una alerta de la conciencia”, dice Carolina Olguín a propósito de su poemario.

“El término conciencia es muy difícil de abordar, es muy complejo y está muy manoseado. En este viaje hay que hace runas conexiones con el mundo abierto, para entrar al lenguaje y a la palabra poética tienes que abandonar la racionalidad. Las aguas que te esperan no se pueden entender con la razón. Tiene que ver algo más con un estado, como una especie de receptividad, a la realidad que cada quien tiene que acceder”, agrega.

Te puede interesar:  El caos y el fútbol a la hora señalada
Carolina Olguín
Editó la UANL. Foto: Cortesía

La poesía es un estado y Carolina cree en eso. Recuerda que estaba en un taller y tomaba una frase de Paul Valery, que decía que existía el estado poético y que luego existía la reconstrucción de ese estado, cuando se escribía el poema. “Y había poetas que me daban la negativa, que el propio lenguaje construía el poema. Yo hablaba de algo más, previo incluso a la escritura, volver a construir, cuando las palabras están apareciendo te mete en un estado”, afirma.

Carolina Olguín
Las aguas que te esperan no se pueden entender con la razón. Foto: Cortesía Facebook

“Creo que la inasibilidad del poema tiene que ver con la palabra, que es volátil, que todo está en el aire. De algún modo, lo que surge en nuestra experiencia está tan traicionado, pones sobre la mesa lo que quedó, pero hay cosas que no lograste”, agrega.

El estado poético a veces nos hace perder la razón “y eso es absolutamente necesario”, afirma Carolina Olguín.

“La sociedad está como puesta que agarres un camino, hay muchas indicaciones por todos lados, si no te sales un poco de ese plan, no harás poesía”, es el pensamiento.

Comments are closed.