La Delio Valdez

La Delio Valdez: admiramos profundamente al Grupo Frontera

El grupo argentino de cumbia cierra este sábado su ciclo de presentaciones en México. Punto de inflexión. La Delio Valdez producen sus discos —tienen siete en su corta historia—y organizan todo lo que tiene que ver con sus presentaciones, fueron invitados al Vive Latino y al Tecate Pa’l Norte, y Ximena dice que: “esperamos volver el año que viene, para estas fechas, esperamos volver a ser convocados para los festivales en los que ya estuvimos, a ver si se vienen otros festivales y un foro poco más grande aquí, en Ciudad de México. La verdad es que nuestra idea es siempre decir presente en este país tan hermoso”

Ciudad de México, 6 de abril (MaremotoM).- La movida tropical argentina recorre el mundo. Mientras la reserva musical de occidente emociona, el rock blanco anglosajón da señales de seguir explotando la nostalgia —para una prueba hay que recordar que James y Billy Idol estremecieron al público mexicano en la última edición de Vive Latino—, la industria encontró un nuevo nicho al cual hincarle el diente.

En realidad, se trata de un género que no emerge desde el mercado “global” del espectáculo norteamericano: la cumbia. De los márgenes de la cultura africana, americana y española, al corazón del escucha mexicano. El siglo XX fue el expolio de la clase obrera argentina: de la clase obrera cordobesa, al premio Carlos Gardel. Ahora le toca a la tradición popular latinoamericana: de Argentina a romperla en Italia, Reino Unido, Francia, Alemania, España, Brasil, Chile, Uruguay y, por supuesto, México.   

Los Ángeles Azules tocaron en el festival Coachella, La Sonora Santanera fue declarada patrimonio cultural vivo de Ciudad de México, el verano pasado en Argentina la cumbia se convirtió en uno de los géneros más escuchados junto al rock, y Camilo Lara lleva años en la cruzada que lo convirtió en el eterno defensor del género. La última prueba es la entrada al paraíso musical mexicano de los ritmos tropicales argentinos. La Delio Valdez, los embajadores de la cumbia de Buenos Aires, tocaron este año en el Tecate Pa’l Norte 2024, uno de los festivales en ascenso en México, que —tras doce ediciones de existencia— se está convirtiendo en un escaparate para el talento global y local, donde, por cierto, las tres cabezas de este año fueron artistas de pop punk, pop, rock alternativo y regional mexicano: Blink-182, Louis Tomlinson, Thirty Seconds to Mars y Peso Pluma.

La Delio Valdez
Hoy toca en México. Foto: Cortesía

La historia oficial de la orquesta parte de un mantra anticapitalismo que rechaza la idea de tener que comprar las cosas que uno desea o necesita, intentando hacerlas por uno mismo: hágalo usted mismo. “Nosotros tuvimos que abrirnos un camino que prácticamente no existía en nuestro país, que es una cooperativa existiendo y subsistiendo con el arte independiente”, cuenta María Ximena Gallina, percusionista de la orquesta y complementa: “todo el tiempo nos encontramos con distintos desafíos que tienen que ver con sostener, no solamente a las personas que somos parte de la cooperativa, sino también a toda la gente que trabaja con nosotros, hay muchas familias que viven de este proyecto y no son solo parte de la cooperativa, todo lo que tiene que ver con la técnica, el sonido, las luces, las pantallas, la logística de producción, prensa. Entonces cuando nos atraviesan tiempos difíciles las personas que trabajan con nosotros lo saben y saben también que preferimos mantener el trabajo que nosotros hacemos y el trabajo a toda la gente que labora con nosotros, que es de los desafíos más difíciles que tenemos con la orquesta”.

Como todo en América, la historia oficial de la cumbia argentina esta cruzada por el mestizaje: Perú, Colombia y rasgos característicos propios de la movida tropical de ese país, originada durante la segunda mitad de la década de 1950. Estos fueron los ingredientes elegidos para crear el sonido perfecto, pero los porteños agregaron intencionalmente recursos del reggae, el rock, la salsa y el jazz, así nació La Delio Valdez.

Te puede interesar:  No hay nada más lindo que contar las relaciones de los niños con los animales: Isabel Allende

“La Orquesta es una cooperativa que está armada hace quince años, este año los cumplimos, tiene 16 integrantes arriba del escenario, se juntó un grupo de amigos que nos gustaba la cumbia y quisimos investigar alrededor de las diferentes cumbias que nos gustaban y en formato orquesta, a ver cómo sonaba, al fusionar muchos subgéneros de la cumbia escuchados de América, como la cumbia sonidera de México, la cumbia colombiana. Estuvimos escuchando mucho y aprendiendo, pero también en el camino nos dimos cuenta de que no sonábamos como esas orquestas de cumbia, pero porque somos otras personas, nacimos en otro lado y nos atraían otros géneros musicales de nuestro país y en ese sonar distinto descubrimos que teníamos un sonido propio influido por toda esa música que nos gusta, y se fue consolidando a lo largo de los años”, comparte Gallina.

El viaje de La Delio Valdez sigue una lógica interesante. Una agrupación de cumbia que combina obras originales del grupo con arreglos propios de cumbias pertenecientes al cancionero popular —con influencias heredadas de sus tíos abuelos Los Wawancó, Los Cumbiambas, Gilda, Ráfaga, Los Palmeras, Damas Gratis—, pero en México, un país con 127.5 millones de habitantes y decenas de grupos de cumbia —Los Ángeles Azules, Los Bukis, Mi Banda El Mexicano, las Sonoras o Los Acosta—, no estábamos tan familiarizados con el movimiento tropical-argentino hasta que en el Vive Latino 2023 los argentinos fueron los encargados de abril el escenario Carpa VL, “el primer año que vinimos aquí estuvimos en el Vive Latino”, recuerda Gallina, y desde entonces las presentaciones en nuestro país no pararon. “Este año tuvimos la gran responsabilidad y el gran desafío de abrir uno de los escenarios, porque es difícil abrir, es un desafío ser la primer banda y empezar a convocar al público a un espacio, pero la verdad es que el público de México es super particular con eso, es lindo, porque a pesar de que abrimos el escenario y había mucha gente que vino a vernos, el público de México está muy abierto a los artistas nuevos, están muy abiertos a escuchar música nueva y eso se nota y agradece mucho”.

La Delio Valdez se hace grande en festivales provinciales, suenan en un circuito en el que se encuentran con otros músicos —Los Palmera, Qué personajes— y se encontraron con otros músicos. En 2022 se presentaron en Rosario, Argentina, con Lila Downs y, un año antes, hicieron bailar a miles de personas junto a Julieta Venegas. Pero, cuándo le pregunto a Ximena con cuál artista mexicano le gustaría colaborar no lo piensa dos veces, lo tiene claro: “nosotros escuchamos a Bronco y Los Ángeles Azules. Sería un sueño compartir alguna vez con bandas de esa trayectoria, tan importantes, del género en este país” —¿se imaginan a la familia Mejía Avante de gira con los bonaerenses?—. Pero este año ya tienen colaboraciones con otros artistas, Ximena cuenta con mucha emoción que contarán con la colaboración de Sonido Gallo Negro y Son Rompe Pera. La travesía de la banda en México se cuenta a partir de casi una veintena de presentaciones y mientras Ximena cuenta con emoción sus impresiones de los lugares que han visitado —Ciudad de México, Puebla, Monterrey, Guadalajara— deja escapar: “admiramos profundamente al Grupo Frontera, así que si alguna vez ellos quieren hacer algo con nosotros…”

Punto de inflexión. La Delio Valdez producen sus discos —tienen siete en su corta historia—y organizan todo lo que tiene que ver con sus presentaciones, fueron invitados al Vive Latino y al Tecate Pa’l Norte, y Ximena dice que: “esperamos volver el año que viene, para estas fechas, esperamos volver a ser convocados para los festivales en los que ya estuvimos, a ver si se vienen otros festivales y un foro poco más grande aquí, en Ciudad de México. La verdad es que nuestra idea es siempre decir presente en este país tan hermoso”, concluye.

Comments are closed.