FIL 37

La Feria del Libro de Guadalajara, un éxito rotundo, en un homenaje a su fundador

Andábamos todos nublados en la FIL. Pensando en ese hombre que faltaba. Hoy digo: esto con Raúl no pasaba. Lo menciono por la censura, que es una de las grandes cualidades de Raúl Padilla López: no censuraba. Si pudo hacer la feria con tanto éxito es porque la voz la tenían todos. No sé quién ha censurado al periodista Ricardo Ravelo, pero en la FIL no ha podido presentar El amo de Jalisco: un gobierno con estructura criminal” y el libro no ha podido venderse en Guadalajara.

Guadalajara, Jalisco 3 de diciembre (MaremotoM).- Leo la palabra guardaropas. Digo que está mal. Que esa palabra se escribe con doble erre y es una palabra que es esdrújula aunque sea minúscula. Son esas cosas que voy pensando mientras camino por los pasillos de la 37 Feria Internacional del Libro en Guadalajara, que hoy llega a su fin -este año-, porque en los próximos habrá feria para rato.

Pienso que esta vez no me he topado con Marisol Schulz, la directora de la Feria. La he visto, eso sí, con su ropa de colores, su pelo rojo, en muchas ceremonias, dando esa paciencia de dirigente que es lo primero que hace falta para ocupar un puesto así. No la he entrevistado este año, quizás porque MaremotoM le parece poco o a Josué Nando, el otro miembro del equipo, cree que nuestro medio no es importante, pero tengo unas ganas de abrazarla y de decirle gracias, porque esta Feria ha dado todo de sí para expandirse y hacerse presente.

José Ignacio Valenzuela Foto:Z.A.

La he visto durante la presentación de la Unión Europea y le he preguntado que por qué no Rusia, a lo que me ha dicho que nunca la gran potencia  se interesó por la FIL. Mi impresión es que tengo serios entredichos con la política de la UE y que no está bien tener un stand de Ucrania y carecer de la otra cara de la guerra, no protestar por el papel de Israel en el conflicto de Medio Oriente y de no reflejarse en una autocrítica sobre las políticas colonialistas -que todavía hoy funcionan- y que han generado millones de inmigrantes. Se lo he preguntado a varios escritores y periodistas, pero no quieren opinar.

Andábamos todos nublados en la FIL. Pensando en ese hombre que faltaba. Hoy digo: esto con Raúl no pasaba. Lo menciono por la censura, que es una de las grandes cualidades de Raúl Padilla López: no censuraba. Si pudo hacer la feria con tanto éxito es porque la voz la tenían todos. No sé quién ha censurado al periodista Ricardo Ravelo, pero en la FIL no ha podido presentar El amo de Jalisco: un gobierno con estructura criminal” y el libro no ha podido venderse en Guadalajara.

“Sin duda es un golpe del Gobierno, es una censura del gobernador Alfaro de un libro que pone en evidencia la corruptela de cinco años de Gobierno, los negocios al amparo del poder, los presuntos vínculos con el narcotráfico de buena parte de su Gabinete, negocios con la justicia y de la impunidad que envuelve el asunto de las desapariciones forzadas… Es lamentable, no tengo registro precedente que en una FIL se haya dado un evento de censura y menos una librería cuyo objetivo es vender libros, no se sabe si fueron amenazados o una petición de Alfaro para que el libro no circule en el Estado”, dijo el autor a la radio W.

Andrés Neuman Foto: Z.A.

Precisamente, fue mi amigo el periodista y escritor Nicolás Alvarado, quien me contó que luego de un perfil un poco insultante de Hernán Gómez Bruera, Raúl Padilla lo llamó para que la FIL le ofreciera un espacio para el Foro que quería hacer. Esa era la prédica del presidente y fundador de la Feria del Libro de Guadalajara. Ojalá que este sea sólo un episodio y que la Feria siga con su gran homenaje a la libertad de expresión.

Fueron nueve días en donde el libro vendió todo e hizo mucho ruido. Sobre todo las novelas comerciales, vendidas por los booktubers, los libros de autoayuda, los políticos y en el medio de todo, bueno, un poco al fondo, la literatura, la ficción, la primera persona, la poesía, el cómic (cada feria este género marca un notable crecimiento), abriéndose paso en esta tormenta de letras, muchas de ellas destinadas a caer en la basura inefable del espacio.

Por ahí anduvieron Cristina Rivera Garza, Jorge Volpi, Emiliano Monge, dando cuenta de la alta literatura nacional, en un contexto donde ignotos escritores europeos trataban de acercarse a los periodistas. La feria, claro, da mucha información y cada uno elige donde puede.

Pablo Simonetti
Creo que Pedro es hijo de la resistencia. Foto: MaremotoM

Me gustó mucho volver a encontrarme con el chileno Pablo Simonetti, más maduro -claro, como todos-, pero al mismo tiempo con mayor seguridad en lo que escribe y presentando su nueva novela de autoficción, Los hombres que no fui. Hablamos de Roberto Bolaño, de Pedro Lemebel y de un Chile que ya no parece perderse en sus propios debates.

Andrés Neuman, el argentino, habló de Anatomía sensible, con Zeth Arellano, en una larga entrevista en donde dijo cosas como esta: Estoy muy harto del bombardeo cosmético. Un día hice una búsqueda en Google y puse la palabra belleza y me escandalicé con los resultados. No es un paisaje, un atardecer, son modelos, rubias, delgadas. Un cuerpo canónico, elitista y doloroso, porque para alcanzar un cuerpo así tienes que exponerte a toda clase de trastornos psicofísicos y emocionales que a veces llevan a la muerte. Algo parecido le dijo también el chileno José Ignacio Valenzuela, en otra entrevista antológica: El tema de la gente que va por la vida de apariencia perfecta. A mí esa gente me pone muy nervioso, me da susto, no me gusta. Me parece que si tú quieres parecer perfecto frente a otra persona es porque tienes una grieta demasiado grande que estás tratando de ocultar.

Te puede interesar:  Con una película de animación arranca el 27 Festival de Cine de Málaga

Desde Trino, que vuelve con una descripción de costumbres que lleva -como siempre- algo de denuncia, en este caso por la desigualdad mexicana, Crónicas de un dandy, hasta Jaime Bayli, un hombre encantador que presenta Los genios, donde cuenta el puñetazo que hubo entre Mario Vargas Llosa y Gabriel García Márquez, pasando por los libros políticos de la buscadora Ceci al de J.Jesús Lemus, Los días de ira, este periódico digital fue acomodándose a la agenda feroz de la feria. Como siempre faltaron brazos y cabezas para tratar de llegar a los miles de temas que propone este encuentro librero, probablemente el más importante del mundo, pero en esta edición contamos con la excelente colaboración de José Antonio Monterrosas Figueiras que desde su revista Los Cínicos, nos informó de las actividades de gente marciana como Samuel García -¿el ex o el actual gobernador de Monterrey?- y la reina de los huipiles Xóchitl Gálvez.

El matrimonio de talentosos como los españoles Antonio Muñoz Molina y Elvira Lindo, presentando respectivos nuevos libros, el andar como estrella literaria de Pascal Quignard (ojalá venda algunos, porque sus cifras de ventas son exiguas) ¿, los miles de chicos que fueron rellenando los espacios de los pasillos de la Expo (algunos estaban aburridos, lo comprobé) vistieron a la FIL de fiesta y actividad frenética.

Jesús Lemus
Su encuentro con Javier Valdez, asesinado en 2017. Foto: José Antonio Monterrosas

Yo pienso en tantos colaboradores para que eso suceda, de Laura Niembro, responsable de comunicación y también de FIL/Ciencias, que cumplió 10 años en 2023, hasta Mariño González, el responsable de los medios de comunicación, pasando por Mona Rosette, la encargada de comidas y los cócteles, todos fueron como un reloj imparable y andando a la perfección.

Ese es el mayor homenaje a Raúl Padilla López: que esta 37 Feria Internacional del Libro en Guadalajara haya transcurrido con elegancia y eficacia, con récord de visitantes.

Dedicada a la memoria de su fundador, Raúl Padilla López, la edición 37 de la Feria, “la mejor de la historia”, en palabras del Rector de la Universidad de Guadalajara, convocó a 857,315 personas en sus nueve días de actividades.

Conferencias, muchas. Presentaciones de libros, centenares. Libros en exhibición, miles. Y junto con todo eso, un ambiente festivo que, a lo largo de nueve días, hizo de los pasillos de Expo Guadalajara una verdadera fiesta en torno al libro. Así podría resumirse la trigésimo séptima edición de la Feria Internacional del Libro de Guadalajara, que en el arranque de su último día de actividades dio a conocer su balance preliminar para informar que esta edición, la primera sin Raúl Padilla López, ha sido un éxito, como pudieron constatarlo las 857 mil 315 personas que se sumaron a la fiesta en torno al libro y rompieron todos los récords de asistencia.

Marisol Schulz Manaut destacó la presencia de más de dos mil sellos editoriales, lo que permitió ocupar en su totalidad los 43 mil metros cuadrados del área de exhibición de Expo Guadalajara, con representaciones de prácticamente todos los países de Iberoamérica. “Una vez más quedó comprobado que la FIL Guadalajara es una gran fiesta en la que autores, editores, libreros, bibliotecarios, ilustradores y todos los actores de la industria se mezclan con las y los lectores y el libro. El carácter festivo y la calidez son algo que nos han mencionado muchas personas. Esta alegría ha quedado de manifiesto en los pasillos, los stands y los salones de la feria”.

Este año el programa de la FIL estuvo compuesto por más de tres mil actividades, que incluyeron 630 presentaciones de libros y la presencia de más de 700 autores de 52 países. En cuanto a las actividades para Profesionales, destacó la participación de 17,400 profesionales de la industria del libro, quienes participaron en conferencias y talleres para la formación. FIL Niños, calificado como “uno de nuestros espacios favoritos” de la Feria, convocó hasta la jornada previa a 189 mil 39 personas, “cifra que se incrementará al terminar”.

Fernando Aceves
Mexicanos en el cine, de Fernando Aceves. Foto: Cortesía

Al referirse a la participación de la Unión Europea como Invitada de Honor, dijo que, con su programa, la delegación nos han permitido recordar en muchos casos, pero también descubrir por vez primera, la riqueza, la vitalidad y la diversidad cultural de los 27 Estados miembros, más Ucrania, demostrando que el idioma no es una barrera cuando nos encontramos en el lenguaje común del arte, el pensamiento y la literatura”.

En total, participaron 75 autores de la Unión Europea más Ucrania en 19 mesas, 130 actividades en su pabellón, 19 en áreas de profesionales y 23 presentaciones de sus estados miembros, así como 14 espectáculos y dos obras de teatro, 30 exposiciones de películas y nueve conciertos en el Foro FIL, que cerrará en la noche con la presentación de Valeria Castro y Silvia Pérez Cruz.

Con la última jornada por delante, la FIL Guadalajara despide a la Unión Europea y da la bienvenida a España, que será el país Invitado de Honor de su trigésima octava edición, que tendrá lugar del 30 de noviembre al 8 de diciembre de 2024.

Comments are closed.