Juan Pablo Villalobos

LIBROS DE LUNES | El pasado anda atrás de nosotros, de Juan Pablo Villalobos

En El pasado anda atrás de nosotros (Anagrama) Villalobos dibuja la vida en Lagos de Moreno, desde el punto de vista de un hijo que ha regresado a la casa de sus padres después de vivir varios años en el extranjero y en esa vuelta al nido familiar se topa con recuerdos, anécdotas y una sensación de extrañeza. El protagonista de la historia es nuevamente un Juan Pablo muy similar al escritor en la vida real, lo que hace que el lector se sienta intrigado por descubrir qué tanto es ficción y qué tanto es real.

Ciudad de México, 22 de abril (MaremotoM).- Más que una confesión es una confirmación, los libros que he leído de Juan Pablo Villalobos son obras que me llegan a fibras sensibles, sobre todo cuando el tema principal toca al círculo íntimo, al núcleo de la sociedad, la familia. Tal vez porque en su narrativa encuentro rasgos comunes de mi entorno, por la atención detallada de lo cotidiano y la belleza narrada en la simplicidad de la existencia.

En El pasado anda atrás de nosotros (Anagrama) Villalobos dibuja la vida en Lagos de Moreno, desde el punto de vista de un hijo que ha regresado a la casa de sus padres después de vivir varios años en el extranjero y en esa vuelta al nido familiar se topa con recuerdos, anécdotas y una sensación de extrañeza. El protagonista de la historia es nuevamente un Juan Pablo muy similar al escritor en la vida real, lo que hace que el lector se sienta intrigado por descubrir qué tanto es ficción y qué tanto es real.

Te puede interesar:  Murió Alice Munro, la Chéjov canadiense, Premio Nobel de Literatura

Esta es una novela sobre la madurez y la conciencia profunda de que ningún papel nos pertenece de por vida, porque todo está en constante transformación. De entrada sus padres y sus hermanos son otros, sus amigos y conocidos, el país al que vuelve. Es imposible que él mismo se mantenga sin alteración, aunque también ha regresado algo cambiado y atestiguamos a lo largo de las páginas como intenta recuperar cachitos del pasado en el presente, con la constante interrupción de algún evento desafortunado, que siempre puede volverse más caótico que el anterior.

Juan Pablo Villalobos
Editó Anagrama. Foto: Cortesía

La premisa me hizo recordar a mis padres, ambos fallecidos, ambos con una historia clínica que los hizo transitar la enfermedad y lo que conlleva dejarse atender por los hijos. Las barreras a las que te enfrentas en momentos así, las decisiones que se toman y las consecuencias que se quedan contigo, incluso una vez que tus padres han fallecido. Juan Pablo Villalobos posee una destreza para ubicarnos en ese contexto, en hacernos sentir  total incertidumbre, dudas, miedos y el peso de una responsabilidad que con los años va cambiando de posición entre el clan familiar. Una genialidad de novela que se puede encontrar en cualquier librería del país en su versión física, digital y en audiolibro.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*