Santiago Solís

Lo primordial para un ilustrador es tener un mundo de ideas: Santiago Solís

El mundo de Santiago Solís, nacido en Ciudad de México en 1982, tiene un amplio espacio donde las nubes, los pájaros, los japoneses, se mezclan entre colores fuertes. Ha ilustrado, por ejemplo, el libro de Diego Olavarría, Historia de nuestro futuro. En El sol de Monterrey, de Alfonso Reyes, un niño negro se pone frente al horizonte sobre una montaña amarilla, que podría ser la tierra y el sol.

Ciudad de México, 17 de mayo (MaremotoM).- Es difícil hacerle notas a un ilustrador, a un dibujante. Siempre lo digo. Con las palabras me enredo y sin ellas, ando perdida tratando de establecer el concepto visual que tiene el entrevistado. El mundo de Santiago Solís, nacido en Ciudad de México en 1982, tiene un amplio espacio donde las nubes, los pájaros, los japoneses, se mezclan entre colores fuertes. Ha ilustrado, por ejemplo, el libro de Diego Olavarría, Historia de nuestro futuro. En El sol de Monterrey, de Alfonso Reyes, un niño negro se pone frente al horizonte sobre una montaña amarilla, que podría ser la tierra y el sol. Ilustraciones para el libro Sol de Monterrey, editado por la UANL. Técnica: pintura acrílica sobre papel y mixta. Dice la leyenda en su página web y uno descubre muchos colores encontrados, como si fuera el efecto de un ácido o un sueño. Por esa ilustración, Santiago recibió una mención honorífica del Premio de Ilustración de literatura infantil de Sharjah, que se entrega en los Emiratos Árabes Unidos.

Santiago Solís
Santiago Solís recibe mención en Sharjaj. Foto: Cortesía Facebook

Las 13 ilustraciones que conforman la publicación fueron pintadas a mano, con acrílicos y al final Solís agregó uno que otro detalle digital.

Diseñador e ilustrador, con especialidad en diseño editorial por la Escuela de Diseño del INBA. Dirige el estudio de diseño Mano de Papel y su sello editorial Libros de Mano. Socio en la editorial Malpaís Ediciones. Su trabajo ha sido expuesto en Argentina, Bolivia, Chile, Cuba, Colombia, Ecuador, Finlandia, Alemania, Grecia, Bélgica, España, Ucrania, Rusia, Alemania, Italia, Corea, Emiratos Árabes y México. Gusta de hacer carteles, libros propios y ajenos, proyecto sin retorno, colaboraciones con personas de otras disciplinas en proyectos que tienen como prioridad la suma de esfuerzos.

Te puede interesar:  NOVEDADES | Tesis sobre una domesticación, de Camila Sosa Villada

ENTREVISTA A SANTIAGO SOLÍS

“Las ilustraciones quedaron seleccionadas en Bolonia, en la lista amplia y ha merecido un reconocimiento en Sharjaj. Ha tenido buena crítica por los especialistas de la ilustración”, dice Santiago en entrevista.

“Siempre nos regresamos a la infancia cuando dibujamos. Tardé mucho en empezar a leer. Casi siempre lo que veía eran los libros de dibujos, me gustaban mucho las enciclopedias, los manuales de las máquinas, algunos cómics… Si me gustaban los libros como objetos, ¿Por qué no hacerlos? Así que para esto también tenía que leer, me di cuenta de que solventar la falta de educación era leerlo. Las primeras páginas me daban aburrimiento, me dormía”, afirma.

Santiago Solís
Sol de Monterrey, de Alfonso Reyes. Foto: Cortesía

Santiago Rojas ha ilustrado en “El sol de Monterrey”, el poema de Alfonso Reyes. “Viví mucho tiempo en Durango, las cuestiones son más limitadas en el interior de la República, pero eso no me iba a frenar.  Eso me ha abierto muchas puertas y me ha hecho curioso y observador. Lo primordial para un ilustrador es tener un mundo de ideas”, afirma.

“La escritura tiene un lado de aislamiento. Cuando un texto tiene mucho, te genera varias imágenes, es mucho más fácil. Hay escritores que son muy encriptados y es más difícil ilustrarlo. El poema de Alfonso Reyes es muy visual, muy bonito, con mucho ritmo y describe un proceso cíclico”, afirma Santiago Solís.

Comments are closed.