Louis XIII

Louis XIII tiene el ritual perfecto para los nuevos comienzos

El coñac francés más exclusivo del mundo es ideal para brindar por los propósitos de este 2024.

Ciudad de México, 26 de enero (MaremotoM).-  Con la llegada del nuevo año, se presenta la oportunidad de fijar metas y aspiraciones. Mientras que las tendencias actuales nos animan a comprometernos con propósitos clásicos, hay un ritual exclusivo que añade un toque singular a este inicio de ciclo: el inigualable sabor de Louis XIII. Este destilado, con su refinado bouquet y su herencia centenaria, agrega una dosis de distinción a cada celebración, convirtiendo cada momento en una experiencia auténtica e inolvidable.

El coñac francés reconocido por su calidad inigualable, se toma muy en serio los rituales para comenzar el 2024 contemplando los objetivos a futuro y brindando con familiares, amigos y seres queridos.

 

Coñac Louis XIII
Coñac Louis XIII. Foto: Cortesía 

El coñac francés reconocido por su calidad inigualable, se toma muy en serio los rituales para comenzar el 2024 contemplando los objetivos a futuro y brindando con familiares, amigos y seres queridos.

Disfrutar de Louis XIII es una experiencia única, y es que este destilado nace de un diálogo centenario protagonizado por una generación de maestros que heredan sus conocimientos y creaciones a la siguiente generación, preservando las eaux-de-vie en las barricas de roble francés, con más de cien años de antigüedad, llamadas tierçons que son las encargadas de aportar esa riqueza y variedad de aromas que lo caracterizan.

Te puede interesar:  México me ha dado identidad, dice Buika en el Teatro de la Ciudad
Coñac Louis XIII
En 2014, Terrette eligió a Baptiste Loiseau para sucederle. Foto: Cortesía

Este incomparable coñac, servido en copas artesanales de cristal, transforma cada sorbo en una celebración de elegancia y sofisticación con la que se puede descubrir un mundo de lujo incomparable, reservado para los paladares más exigentes.

Posteriormente, la casa francesa recomienda tener el primer acercamiento poniendo una gota de coñac sobre los labios para preparar el paladar, permitiendo que las sensaciones se intensifiquen gradualmente. Es en este momento, donde se revelan sus notas, que abarcan desde lo floral y lo ligero hasta lo intenso.

Al seguir disfrutándolo, se despliegan sus notas de mirra, miel, rosas secas, ciruela, madreselva, habanos, cuero, higo y maracuyá. Estos matices aromáticos despiertan recuerdos y evocan experiencias pasadas: Louis XIII es la esencia del tiempo.

Con más de un siglo de historia y nombrado así en honor al rey LOUIS XIII, este coñac, cuya producción se inició en 1874, perdura como una de las preferidas entre los conocedores. Se presenta en un decantador bañado en oro, convirtiéndolo en la elección ideal para celebrar los nuevos comienzos.

 

Comments are closed.