Patti Smith

Patti Smith, Frida Kahlo, el organillero y la torta de tamal

Ahora que sabemos que la intérprete de canciones como “Dancing Barefoot” o “Smells Like Teen Spirit” viene a Guadalajara, invitada por la Feria Internacional de la Música (FIM) en su edición número 9, valga traer a cuento este recuerdo de aquella vez que Patti Smith estuvo por la Ciudad de México donde hubo visita a la Casa de Frida Kahlo, moneda al organillero, “People have the power” y torta de tamal.

Ciudad de México, 27 de febrero (MaremotoM).- Ahora que sabemos que la intérprete de canciones como “Dancing Barefoot” o “Smells Like Teen Spirit” viene a Guadalajara, invitada por la Feria Internacional de la Música (FIM) en su edición número 9, valga traer a cuento este recuerdo de aquella vez que Patti Smith estuvo por la Ciudad de México.

Fue a inicios de mayo del 2012, cuando “La madrina del punk”, como parte del Festival de México, dijo: “He venido a este país varias veces por mi cuenta, desde joven en 1970, pero esta es la primera vez que vengo como artista, es un gran logro personal estar aquí, esta increíble bienvenida y sobre todo estar en este lugar tan importante para mí”.

Yo no fui al concierto en los jardines del Museo Diego Rivera-Anahuacalli, pero sí a esa conferencia de prensa la mañana del 5 de mayo, en la Casa Azul de Frida Kahlo, donde Smith recordó que su madre le dio de pequeña el libro “La fabulosa vida de Diego Rivera”, y “al leer sobre su persona, su manera de ser, esa dupla de musa que tenía con Frida”, fue lo que motivó a que la cantante estadounidense se fuera de casa hacia Nueva York, buscando algo así.

Recuerdo además que en esa reunión en la que estuvimos un grupo reducido de periodistas en la Casa Azul, Patti Smith rodeada de vegetación y acompañada del músico Lenny Kaye, uno de sus asiduos colaboradores, entre preguntas y respuestas cantaron una melodía muy entusiasta, con la que empezamos a aplaudir con fuerza, mientras la artista de pie, alzando uno de sus brazos, entonaba el estribillo: “People have thepoweeer!” Patti volvió a cantar otra canción que dedicó a Frida y Diego. Ésta fue “Wing”, además también tomó fotos con su vieja cámara análoga, que traía en las manos.

Recuerdo además que en esa reunión en la que estuvimos un grupo reducido de periodistas en la Casa Azul, Patti Smith rodeada de árboles y del músico Lenny Kaye, uno de sus asiduos colaboradores, entre preguntas y respuestas cantaron una melodía muy entusiasta, con la que empezamos a aplaudir con fuerza, mientras la artista de pie, alzando una de sus brazos, entonaba el estribillo: “People have the poweeer!”

Patti Smith
En Guadalajara, mañana. Foto: Cortesía

Era mediodía y la conferencia de prensa terminó, entonces los periodistas tomamos nuestro camino. Yo me dirigí rumbo al Jardín Hidalgo, ahí donde se encuentra el bar El Hijo del Cuervo -que yo ya ni sé si sigue existiendo-, acompañado de la reportera Carolina López Hidalgo. Entonces vimos que Patti Smith estaba por ahí vagando. Así que nos acercamos a la poeta de las canciones contraculturales para pedirle una foto con ella. Patti aceptó.

No olvido además aquella vez, porque en algún momento de manera muy espontánea, mientras sonaba un organillero en ese jardín, a unos pasos de Patti Smith, ella sacó de la bolsa del pantalón una moneda de diez pesos y la puso arriba del aparato que emitía seguramente alguna canción mexicana, de esas como “Reloj” o “Cien años”. El gesto de la cantante, amiga de Bod Dylan y demás estrellas del rock, me pareció simpático. El organillero por supuesto que no supo quién era esa mujer de cabello cano que le había dejado una moneda siguió dándole vueltas a la manija, mientras Patti siguió su camino.

Te puede interesar:  Vive la 8va edición del Festival Internacional de Cine de Tequila

Días después o años después, afuera del jardín de La Casa del Lago, en Chapultepec, también estuvo Patti Smith conversando con el escritor Juan Villoro, leyendo poesía y donde creo que también cantó algunas melodías al lado de Lenny, seguramente entre ellas la candorosa “People have the power” y lo mejor fue que mientras la escuchaba, yo comía una torta de tamal que compré antes de llegar al lugar. Inolvidable esa torta de tamal.

Para este 28 de febrero, como se anunció en la segunda quincena de enero, Patti Smith vuelve a México. Me comenta entusiasmado Sergio Arbeláez, el director de la FIM, la mañana del 18 de enero, que “es la primera vez que Patti Smith viene a Guadalajara”. ¡De lujo!, pensé.

Trae un proyecto especial que comisiona el Teatro Colón de Bogotá, donde tuvo su premier mundial el año pasado y que viene por primera vez a México. Éste se llama “Correspondence” y en él Smith hace mancuerna con Soundwalk Collective, un colectivo internacional de arte sonoro experimental fundado en 2001 por Stephan Crasneanscki, a quien se unió Simone Merli en 2008 y con quienes han realizado discos como el “Peradam”, del 2020.

La transversalidad que tiene como artista Patti –pues no sólo es cantante sino artista visual y también escritora- significa mucho para los organizadores de la FIM que tienen pensado que este espacio ya no sólo sea de música, sino que ésta conviva con distintas expresiones artísticas y visiones del mundo. Así que Patti Smith es la indicada para amadrinar este nuevo camino que tomará la FIM a punto de terminar su primera década de existencia.

Patti Smith tendrá tres actividades en la FIM, tanto una conversación junto con Soundwalk Collective, previa al  concierto inaugural de la FIM el mismo 28 de febrero (éste último será a las 9 de la noche en el mismo CAE) como la exposición arriba mencionada que, según Arbeláez, los que la visiten tendrán una experiencia sensorial, con video y poesía, que será única. Ésta tendrá acceso gratuito, en la Sala 3 del Conjunto Santander de Artes Escénicas, y permanecerá hasta el 17 de marzo.

Ahora que venga a Guadalajara Patti Smith habré de actualizar ese momento fotográfico de Coyoacán, 2012, y escucharla cantar, una vez más, “People have the power”, mientras me como una torta ahogada. ¡Qué así sea!

Por cierto, entre muchos más cosas que sucederán en la FIM, seguro varios esperan la presencia del cantautor uruguayo Jorge Drexler, pero también estará el productor estadounidense, Steve Albini, que ha trabajado con agrupaciones como Nirvana, Pixies, The Breeders, PJ Harvey y los ex miembros de Led Zeppelin, Jimmy Page y Robert Plant. Ahí nomás.

Fuente: Revista Los Cínicos / Original aquí.

Comments are closed.