Draco Rosa

Reflejos de lo eterno, el nuevo disco de Draco Rosa

Reflejos de lo eterno tiene una magia singular. La voz ya no es cantarina, pero ha ganado en gravedad y suelta profundamente los mensajes de la canción. Todo en su garganta se vuelve extraño, a veces tenebroso y siempre transformador. Un gran músico al servicio de los grandes temas de nuestra historia.

Ciudad de México, 31 de mayo (MaremotoM)).– El cantautor Draco Rosa ya no puede bailar. La distrofia muscular que le quedó después de haber luchado contra el cáncer durante muchos años le cobra factura.

Nacido hace 54 años en Long Island, Nueva York, pero de ascendencia puertorriqueña, el cantautor Draco también es conocido como Robi Draco Rosa.

Es autor de éxitos globales como “Livin la vida loca”, “La copa de la vida”, “Bomba” y “Lola, Lola”, entre otros, todos hits en la garganta de su amigo y ex compañero de Menudo Ricky Martin.

De esa experiencia dice haberle quedado “un hermano”, aunque en la última década se mostró firme en su voluntad de “no escribir más para nadie ni producir a otros artistas. Es una responsabilidad muy grande y no puedo atender mi carrera en solitario como es debido”, dijo.

Apasionado por las letras, nunca canta una canción igual a la otra y por eso sus amigos lo llaman “el tipo de las versiones”.

Fanático del jazz y del blues, tiene en su casa una colección de fotografías de Miles Davis, cuyo álbum Bitches Brew (1970), “me volvió loco la primera vez que lo escuché”, ha confesado.

En 2013 sacó su álbum de dúos Vida, una iniciativa que surgió para celebrar la superación del cáncer que se le había diagnosticado en 2011 y contra el que luchó a brazo partido.

“Es hermoso haber sobrevivido al cáncer y ahora soy un feliz trasplantado de médula”, afirmó durante una conferencia de prensa llevada a cabo en las instalaciones de Sony Music.

“Antes nada me hacía llorar y ahora lloro todo el tiempo”, reconoció al hablar de su paso por los hospitales, la quimioterapia y los duros tratamientos médicos, todos hechos que no cambiaría si pudiera.

“Todo ha servido para llegar hasta aquí y las experiencias vividas me hicieron este que soy”, dijo el artista, quien cuando recibió el Grammy Latino por su disco Vida, dedicó el galardón “a la vida, al privilegio de estar vivo, de poder reír, llorar y compartir con la familia”.

El optimismo y la vitalidad de este artista admirado por cultores de diversos géneros, tan respetado y querido por los aficionados al rock como al pop, sufrieron un duro golpe, al saberse que el cáncer tan temido ha vuelto a minar su organismo.

Fue el propio representante del artista, Ángelo Medina, quien reveló que ya en la noche de Las Vegas, cuando celebraba su amor a la vida, Draco Rosa sabía que la enfermedad había regresado.

“En medio de su gira por Latinoamérica, se realizó una prueba de rutina y supo que el cáncer había vuelto. Draco guardó silencio y cumplió con sus compromisos profesionales, dando shows en México y Colombia. La música era la bandera para llenar su espíritu y enfrentar el nuevo reto”, dice el comunicado que Medina hizo llegar a la prensa.

“Llegaron los Latin Grammy’s y el mundo celebró que Vida fuera designado Álbum del año. Él también estaba eufórico y feliz, aunque guardaba internamente su dolor. Sus médicos eran sus confidentes y permitieron que continuara hasta sus presentaciones en Puerto Rico”, agrega

Non-Hodgkin’s Lymphoma Diffuse B Cell es el nombre científico de la enfermedad que padece el artista, quien se ha tomado un tiempo para seguir con los tratamientos ordenados por sus médicos, los que comparten con él su optimismo.

Te puede interesar:  Henry Kissinger, China y la sombra de la Tercera Guerra Mundial
Draco Rosa
Draco Rosa y su lucha contra el cáncer y con el amor a la música. Foto: Cortesía Facebook

LLEGA EL AÑO 2024

Llega el año 2024 y Draco Rosa sigue vivo y cantando. Ayer acaba de salir su nuevo disco, que lo celebra como uno de los cantautores que mejor gusto tiene para las melodías que va encontrando. Ha declarado que está “en su mejor momento” y a pesar de que se lo ve muy delgado en los videos que ha realizado para acompañar las canciones, el disco está y conmemora su amor por la música.

Rosa, que fue adicto a la heroína y otras sustancias, aconseja que para salir de ese mundo es necesario “ser radical” y es un camino que hay que recorrer en solitario.

El disco actual se llama Reflejos de lo eterno. Este álbum, que encarna una profunda celebración de la vida y la eternidad, busca ser un testimonio de la autenticidad y el arte de Draco, resaltando su búsqueda continua de la verdad y la sabiduría en tiempos turbulentos.

Reflejos de lo eterno es una profunda reinterpretación de temas icónicos en celebración al rock latino. Presenta una experiencia musical única que incluye ocho temas anteriormente popularizados por grandes exponentes del rock como Soda Stereo, CafeTacvba, Jarabe de Palo, Los Fabulosos Cadillac, entre otros, grabados en vivo para capturar la conexión genuina entre los músicos.

Con un enfoque minimalista que incluye batería, bajo y teclados, deliberadamente excluyendo guitarras, este álbum es un proyecto auditivo artesanal diseñado para deleitar los sentidos.

Listado de canciones

Sin documentos – Los Rodríguez

  1. La negra Tomasa – Caifanes
  2. En remolinos – Soda Stereo
  3. Eres – Cafe Tacvba
  4. Me gustas tú – Manu Chao
  5. Kumbala – Maldita Vecindad
  6. Padre nuestro – Los Fabulosos Cadillac
  7. La flaca – Jarabe de Palo
  8. Sin documentos

“Últimamente, he estado sumido en una profunda reflexión sobre mi búsqueda personal de tranquilidad y la sabiduría necesaria para navegar a través del renacimiento turbulento de la vida. Esta obra me sirve de recordatorio conmovedor de las enigmáticas aventuras que aguardan en un largo viaje para todos nosotros. Encarna la presencia divina que trae paz eterna en medio de este caos actual”, expuso el ganador de múltiples premios Grammy.

Draco Rosa
Reflejos de lo eterno es una profunda reinterpretación de temas icónicos en celebración al rock latino. Foto: Cortesía Facebook

Por un lado, se encuentra la música y los escenarios, por el otro, están las nuevas experiencias que lo volvieron a poner en contacto con la tierra, de volver a sus orígenes y raíces en la montaña, una circunstancia que –explicó- lo convirtió en “un jíbaro vanguardista”.

A partir de este momento, Draco se metió de lleno al estudio del mágico y desconocido universo de las plantas, emprendió el vuelo al secreto del cultivo del café y se acercó más a las necesidades de su pueblo.

De hecho, dio vida a su propia marca de café, “Café Horizonte”, que se distribuye internacionalmente y recientemente lanzó una nueva marca con su nombre.

Paralelamente a su trabajo musical, Draco creó la Fundación Vox Forte Alliance, que tiene como misión ayudar a los pacientes de cáncer que no cuentan con los recursos económicos necesarios para realizarse trasplantes de médula ósea.

Reflejos de lo eterno tiene una magia singular. La voz ya no es cantarina, pero ha ganado en gravedad y suelta profundamente los mensajes de la canción. Todo en su garganta se vuelve extraño, a veces tenebroso y siempre transformador. Un gran músico al servicio de los grandes temas de nuestra historia.

 

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*