Juana Belén

RESEÑA | Los poemas olvidados de una revolucionaria: Juana Belén

Sofía Magallanes realizó una investigación en torno a uno de los personajes más fascinantes de la historia mexicana, la escritora y revolucionaria Juana Belén (Durango, 1875-Ciudad de México, 1942). En el libro Poemas de una revolucionaria: Juana Belén (Ediciones El Cuatatapá, 2020), Magallanes recupera los poemas que esta mujer publicó entre los años de 1898 y 1899 en el diario La Evolución.

Ciudad de México, 13 de junio (MaremotoM).- Lo sobresaliente de este trabajo es que a Juana Belén se le conocen por sus artículos periodísticos antisistémicos, en contra del régimen del Gral. Porfirio Díaz, pero poco se sabía sobre su faceta como poeta, en cuyos textos manifiesta no sólo parte de sus vivencias personales sino sus sentimientos, elemento importante para entender en cabalidad a esta importante figura de la etapa de la Revolución mexicana.

Sofía Magallanes asegura en el texto introductorio que Juana Francisca Gutiérrez Chávez decidió adoptar el nombre de Juana Belén como un acto de rebeldía, pues en ese acto de autonombrarse se colocó a ella misma como un sujeto autónomo, capaz de tomar el control de su propia vida. Luchadora, feminista, sufragista, anarquista, rebelde, Juana simpatizó con los movimientos más vanguardistas de su época en el afán de transformar a su sociedad.

Aliada de los derechos obreros, campesinos, magisteriales, feministas, Belén luchó codo a codo con personajes como Dolores Jiménez y Muro, Camilo Arriaga, Gilberto Magaña, Concha Michel, José Vasconcelos y por algún tiempo con los hermanos Flores Magón. Fervorosa articulista de publicaciones como El hijo de Ahuizote y El diario del hogar, esta escritora fundó otras publicaciones periódicas que sirvieron de línea de ataque hacia las élites políticas y económicas, un ataque con la palabra pues ella creía en la independencia y en las libertades.

Te puede interesar:  El músico Adrián Oropeza, en gira por Sudamérica

En sus poemas se puede leer a la persona de carne y hueso, que siente las heridas que arroja la vida a lo largo del tiempo como en estos versos: “frase terrible, no recuerdas // cómo hay heridas que duelen mucho / que duelen mucho y que no se cierran […] Pertenecéis a un pasado / que ya recordar no quiero / y así como el viento os trajo / al viento, hojas, os devuelvo”.

Sofía Magallanes
Portada del libro dedicado a Ana Belén. Foto: Cortesía

Hay que recordar que su primogénito, del matrimonio con Cirilo Mendoza, murió al poco tiempo de haber nacido, hecho que, como lo dice Magallanes, la marcaría por el resto de su vida. Esto se ve reflejado en versos como: “Dime mi bien esa frase / para decirte con ella / que llevo en el alma ocultos / muchos dolores y penas, / muchas heridas profundas / que sólo tu vista cierra”.

Juana Belén
Presentación del libro en el Centro Cultural Villaurrutia. Foto: Cortesía

El dolor, la pérdida, y el olvido fueron temas recurrentes de esta poeta duranguense, quien veía en la memoria un poder constructivo, pero también de destrucción: “Hoy que yo sé que mi imagen / no llevarás en tu pecho; / hoy que mis frases legaste / al olvido y al desierto, / hoy que tal vez ni mi nombre / ocupará tu cerebro […] Hoy es preciso que sepas / que guardo yo tu recuerdo”.

Este libro, con el estudio y recopilación de Sofía Magallanes, nos trae de vuelta la vida de una mujer que también ayudó a construir la vida cultural, social y política de México y es un instrumento para que el legado de Juana Belén, como escritora, editora, militante y revolucionaria, nunca más salga de nuestra memoria colectiva.

Comments are closed.