Trino Camacho

Soy un hombre muy chapado a la antigua y creo en la buena educación: Trino

Trino nació en 1961, tiene muchas batallas hechas y algunas ganadas. Siempre se ha mantenido afuera del poderoso cómic político de México, aunque no por eso sus historietas carecen de opinión. Junto con Jis pertenece a la guardia vieja de los monos de Guadalajara y al parecer los cómicos políticos están en la Ciudad de México.

Guadalajara, Jalisco 2 de diciembre (MaremotoM).- Hacer una entrevista a Trino Camacho a propósito de su nuevo libro tiene que ver con cómo está reflexionando acerca de su oficio y de su carrera. En este libro siento que se ha dado un poco más de libertad, expresando las cosas en la que piensa y su dibujo es más elástico, menos girado hacia los personajes.

En Crónicas de un Dandy (Aguilar), dibuja a un hombre “distinguido, sarcástico, siempre de traje y corbata, nos enseña a comportarnos para no desentonar en ninguna ocasión. La elegancia de un dandy nos acompañará si tomamos nota de sus enseñanzas. En estas páginas aprenderemos a dejar atrás los peinados a la John Travolta, así como a no viajar en avión con nuestras tortillas y queso panela, si es que vamos a Europa. Puro consejo valioso para conducirnos como lo haría cualquier notable miembro del jet set. Y si acaso eres Godínez, aquí aprenderás a ocultarlo o, en todo caso, a comportarte como uno de altura. Por si fuera poco, Trino se dio a la tarea de crear material inédito para esta edición en la que nuestro querido Dandy derrama sobre nosotros aún más sabiduría social”.

Una de las cosas que me pregunto es sobre qué hacer humor en México, a pesar de que hay muchísimo amor en la cotidianidad.

“La situación en México y en general en el mundo es esta polarización, no, nada más política, sino de ideas y de formas de ver la vida que están cambiando.  El humor no puede en este sentido dar concesiones y ahora mucha gente da concesiones porque no quiere o caer mal con grupos o con ciertos movimientos. Por ejemplo, la Tetona Mendoza, un personaje súper potente, las nuevas generaciones creen que hicimos una mujer que trae las chichis de fuera y que somos unos misóginos, que somos unos machos, por poner a un personaje que está crucificando a la mujer. Cuandogido que La Tetona tiene que seguir siendo la tetona, siento también que nos está costando mucho trabajo este tipo de de humor”, dice Trino, en entrevista.

“Hay algo que tiene que ver con la condición humana, que lo ves cuando estás creciendo.  Los periódicos empezaron a cerrar las puertas, los periodistas se hicieron más gordos, o sea, todo fue muy diferente a lo que habíamos pensado. Creíamos que íbamos a durar muchos años en los medios, que los periódicos no se iban a acabar, pero ya se terminaron. Hace muchos años que no compro un periódico y claro que me encanta la la onda del papel y todo eso”, agrega.

Trino nació en 1961, tiene muchas batallas hechas y algunas ganadas. Siempre se ha mantenido afuera del poderoso cómic político de México, aunque no por eso sus historietas carecen de opinión. Junto con Jis pertenece a la guardia vieja de los monos de Guadalajara y al parecer los cómicos políticos están en la Ciudad de México.

Trino Camacho
Los dibujos parten de una revista que Trino considera “aspiracional”. Foto: Cortesía FIL

Los dibujos parten de una revista que Trino considera “aspiracional”. Publicó ahí durante 10 años y lo dice en el prólogo: Somos un país muy clasista, muy racista y hay ricos de toda la vida y hay ricos nuevos; casi siempre los ricos nuevos son políticos que no se ganaron este dinero como la gente que trabaja y luego te das cuenta que se toman un selfie en su yate y de repente tuitean cosas espantosas y son muy groseros y no tienen una educación.  Estoy como poniendo al día. Había un manual que se llama De Carreño, que era de las buenas costumbres y de la buena educación.

Te puede interesar:  A ritmo de rap cierra el segundo Festival Autóctonxs

“Mucho dinero, pero la educación no se olvida y da muchísima clase. Yo todavía tengo esta intención de que si invito a una muchacha a comer un restaurante, pago la cuenta y ella te puede decir. ­­–Oye, eso es muy macho. Yo pago lo mío. Estoy de acuerdísimo, pero yo soy muy chapado a la antigua. Soy de la generación que abre las puertas y que se levanta y pone la silla, todo lo que se ha perdido con las nuevas generaciones. Vas en el tren ligero en el metro  y no le dan el lugar a una una mujer embarazada ni a los de la tercera edad y esto lo sé, porque nunca me han dado el asiento (jajaja). Se están perdiendo las buenas costumbres en la mesa, donde todo el mundo saca el celular y la sobremesa que es donde realmente nos conocemos, donde el papá te dice cómo te fue en tu semana, ¿qué quieres estudiar? ¿qué vas a hacer en tu vida? Eso también es la buena educación.

Cuando encienden el celular sin auricular y tú debes escuchar lo que ellos escuchan. Tiene razón Trino.

“En el avión van oyendo cosas súper duras y tú vas a un lado y piensas, ¿no podría hacerlo más privado? Hay una parte de educación que es la educación vial, que también es algo súper importante, nos hemos olvidado de los ciclistas, de las cebras donde pasa el peatón, de que somos cada día una sociedad que no nada más está polarizada, sino que realmente estamos siendo con muy violenta.”

Trino Camacho
Nuevo libro de Trino

Trino tiene como una pareja estable a su colega y amigo Jis, donde los egos están siempre a un lado. Le pregunto por La Catrina que esta vez recibirá Tute, el hijo de Caloi: “Ayer,estuvimos en una plática una charla con él y creo que es es uno de los caricaturistas humoristas que tocan temas que son los que a mí me siempre me han gustado. Tiene un humor que es eterno. Trata de las parejas, de los terapeutas. Cuando yo iba a los diarios en España y ofrecía mis chistes sobre terapia, la gente me decía: No, aquí nadie va al terapeuta, aquí van a los bares.”

“Ahora no hay periódicos y los nuevos dibujantes están aprendiendo sin ellos. Hay muchas más mujeres haciendo ilustraciones y sobre todo novelas gráficas, porque ese género  da a las mujeres la posibilidad de contar historias de largo aliento, expresar sus sentimientos. A lo mejor el cartón de humor sigue siendo muy del Club de Toby”, admite.

Trino está haciendo un podcast con el Güiri Güiri, donde acaban de firmar la segunda temporada. Sigue haciendo vinos, cervezas y confiando que la vida, aun para los caricaturistas que son pesimistas y deprimidos, tienen la carátula del humor para reírse.

Comments are closed.