Renato Cisneros

Uno se va del país, pero el país nunca se va de uno: Renato Cisneros

“Creo que todos los migrantes, valoran cosas que no apreciaban del todo cuando vivían en su país. Me he dado cuenta de lo normal que llevaba la violencia y la inseguridad. Solamente estando lejos, entiendes que no es así. Los dos protagonistas de la novela son también migrantes, cada uno a su modo, cada uno a su tiempo. Uno, Mattias, no se siente muy peruano y el otro, más contemporáneo, tiene una relación de amor-odio con Perú”, dice Renato Cisneros en entrevista.

Ciudad de México, 31 de enero (MaremotoM).- Hoy se presenta El mundo que vimos arder, de Renato Cisneros, una edición de Alfaguara y la posibilidad de leer a este escritor peruano que se encuentra con la guerra en todos los tiempos y se cuestiona cuáles son los destinos de los migrantes.

Dice la sinopsis: “Un periodista peruano regresa a España dispuesto a rehacer su vida tras separarse de su mujer. Varias décadas antes, otro peruano, Matías Guirato Roeder, se encuentra en una situación similar: abandona su país para irse a Estados Unidos y experimenta los rigores de la migración y el horror de la Segunda Guerra Mundial. El mundo que vimos arder constituye tanto un registro bélico impactante como una reflexión sobre la identidad y el desarraigo en un tiempo en el que todo parece estar a punto de estallar o desaparecer”.

Renato Cisneros (Lima, 1976). Escritor y periodista. Ha trabajado como reportero y columnista para los diarios El Comercio y La República y como conductor de programas de radio y televisión peruanos. Es autor de los poemarios Ritual de los prójimos (1998), Máquina fantasma (2001) y Nuevos poemas italianos (2007). Es autor de las novelas Nunca confíes en mí (2011), Raro (2012), Dejarás la tierra (2017; Mención Especial en el Premio Nacional de Literatura 2018 en su país) y Algún día te mostraré el desierto (Alfaguara, 2019). La distancia que nos separa (2015; Alfaguara, 2021) fue finalista de la II Bienal de Novela Mario Vargas Llosa y los lectores del diario El Comercio la eligieron “mejor novela de 2015”. Ha sido publicada en seis lenguas y en Francia obtuvo el premio Transfuge a “la mejor novela hispanoamericana 2017” y quedó finalista del Premio Médicis. La edición inglesa ganó el premio English PEN Award 2018.

En su novela, Perú está todo el tiempo, por esa cosa que tienen los migrantes de recordar al país mucho mejor.

Renato Cisneros
Creo que todos los migrantes, valoran cosas que no apreciaban del todo cuando vivían en su país. Foto: MaremotoM

“Creo que todos los migrantes, valoran cosas que no apreciaban del todo cuando vivían en su país. Me he dado cuenta de lo normal que llevaba la violencia y la inseguridad. Solamente estando lejos, entiendes que no es así. Los dos protagonistas de la novela son también migrantes, cada uno a su modo, cada uno a su tiempo. Uno, Mattias, no se siente muy peruano y el otro, más contemporáneo, tiene una relación de amor-odio con Perú”, dice Renato Cisneros en entrevista.

Ahora los peruanos se sienten traicionados por el técnico argentino Ricardo Gareca, que ha ido a dirigir a la selección chilena. El escritor y periodista Jaime Bayly caracterizó de “traidor” al entrenador.

“Lo de Gareca me sorprendió mucho. A Gareca lo dejaron ir, él quería continuar y no le facilitaron la posibilidad de que lo haga. Es lícito que un técnico acepte una oferta de trabajo y vaya a dirigir a la selección chilena. ¿Cómo catalogar de traición a la patria?”, agrega.

“Las diferencias con Chile vienen la guerra del Pacífico. Cada vez que hay un partido de futbol esa rivalidad se renueva. Somos más los peruanos los que avivamos esa rivalidad. Ahora estamos con el tema del pisco”, dice.

–De paso no puedo dejar de decir la enorme solidaridad de Perú con la Guerra de Malvinas, siempre estaré agradecida

–Para mí es un orgullo eso, porque mi padre era Ministro de Guerra en el Perú. No dudó ni un minuto en gestionar el envío de material bélico a Argentina.

–Me enterneció mucho cuando largas ese insulto racista, viniendo de alguien que no se considera racista

–Yo creo que en el Perú no hay nadie que pueda decir yo no soy racista. Viene incluso antes de la Colonia. Y están aquellos que lo niegan, que no se perciben como racistas. El racismo se da transversalmente, en toda escala y en todos los extractos. Nos tiene enfrentado el racismo, cuando llega una contienda política y esos odios entre lo andino y lo capitalino vuelven a aflorar.

Te puede interesar:  Poesía por Primavera, la gestión cultural de 25 años, un festival al tono de La Bota

–Piglia hablaba de la literatura regional, la andina, herencia de la Colonia

–Sí, es así, pero nosotros veníamos antes de la Colonia en una pugna fracticida, que nos lleva a la confrontación permanente. Antes había tipos de discriminación que se han ido acentuando con el paso del tiempo.

–Hay dos historias en tu novela El mundo que vimos arder

–Quería escribir la historia del migrante Matías Guirato Roeder, este peruano que existió en realidad y que terminó arrojando bombas en la Segunda Guerra Mundial y que vive un dilema moral tremendo, el día en que le dicen que debe bombardear el pueblo de su madre. Al mismo tiempo, en el 2020 pensaba que la guerra era del pasado. Es por eso que busqué al narrador ignominado, pues me interesaba volcar mis propias experiencias de migrantes. He conversado con muchos taxistas y además me daba cuenta de que todos los migrantes son de situaciones violentas. Mi caso es de una posición privilegiada. Todo migrante en el fondo es un mal síntoma, es un síntoma de un Estado que falló. La gran mayoría de migrantes lo hacen porque no pudieron quedarse. Yo me fui del Perú, pudiendo haberme quedado. Alguien que aspira a escribir, tiene que huir de los automatismos.

–Piglia decía que cada novelista tenía que encontrar su propia voz. En esta novela detecté tu propia voz…

–Es interesante, porque en esa especie de ficción convencional que ahora escribo, me he sentido más desnudo. He contado más cosas mías en estos personajes que me he inventado. La experiencia me ha gustado tanto que quisiera que los libros que vengan sean como estos.

Renato Cisneros
Mario es como nuestro Borges. Foto: Cortesía MaremotoM

­–Antes odiaba a Vargas Llosa, leyendo a José María Arguedas por una novela El diablo Arguedas, que escribió Betina Keizman, siento que lo amo. ¿Qué es para ustedes Mario Vargas Llosa, teniendo en cuenta que nosotros los argentinos lo tenemos a Jorge Luis Borges?

­–Está bien que cites a Borges, porque para nosotros Mario es como nuestro Borges. Es como García Márquez para los colombianos. Es una presencia ineludible. Yo no comparto mucho de sus ideas políticas, pero creo que la tragedia para un lector es no saber discernir al ciudadano que escribe y el artista que escribe novelas portentosas. Él ha sido muy generoso conmigo, pero eso no me impide discernir cuando defiende al fujimorismo. También Mario Vargas Llosa ha sido muy generoso con todos los autores peruanos, los contemporáneos y los del pasado. Uno se va del país, pero el país nunca se va de uno. Los libros capitales para nosotros han sido escritos fuera del país. La opinión de los que vivimos fuera sí que vale.

Renato Cisneros
La presentación es hoy. Foto: Cortesía

–¿Arguedas sería como Bolaño, de haberse puesto en contra del boom?

–José María Arguedas tuvo una polémica con Julio Cortázar, pero el valor de Arguedas radica en el hecho de haber hablado desde el epicentro andino. Más que nuestro Bolaño, sería nuestro Rulfo. Es esa voz del interior, que habla con mucho dolor de los contrastes entre el Perú centralizado y el Perú rural. Es el autor que está más inscripto en nuestros latidos.

–¿Cuáles son los autores que te gustan mucho?

–Pienso más en poetas. En Carlos Germán Belli, en Blanca Varela, en César Vallejo, Antonio Cisneros, en José María Eguren. La tradición poética del Perú sólo se puede comparar a la tradición poética de Chile, que tiene a dos poetas como Premios Nobel. En la narrativa a Arguedas, Vargas Llosa, a Ribeyro. La poesía peruana es iluminadora, doliente, es un tipo de poesía que incluye lo lírico y lo constitucional. Tiene un lenguaje maravilloso.

https://go.ivoox.com/sq/2369046

Comments are closed.